01-03-2005 / Nota N°2
MASTOCITOMA CUTÁNEO: Dos casos en una familia de perros Boxer.

UNIVERSIDAD DEL CENTRO PROV. BUENOS AIRES (TANDIL) - ARGENTINA
FACULTAD CIENCIAS VETERINARIAS
Área de Clínica Médica y Quirúrgica de Pequeños Animales


MASTOCITOMA CUTÁNEO: Dos casos en una familia de perros Boxer.

Natalia Paz*, Fogel Fernando**, Denzoin Vulcano Laura***

OBJETIVO
  • Comunicar mastocitomas cutáneos en dos hembras; madre e hija; de raza Boxer.

FACTOR CLAVE

  • El mastocitoma debe ser considerado como diagnóstico diferencial de todos los tumores cutáneos caninos.

FACTORES IMPORTANTES

  • Representa el 20% de los tumores cutáneos caninos
  • Existe predisposición racial
  • La citología orienta el diagnóstico
  • Deben tratarse como neoplasias potencialmente malignas, alrededor del 30% de los casos desarrollan metástasis

*Alumno residente ** Tutor: Director. Hospital Veterinario Sanavis. 9 de Julio 484. Tandil. Prof. Adjunto. Clínica de Animales Pequeños. Fac. de Cs. Veterinarias. Tandil. *** Cotutor: Dpto. de Fisiopatología. Fac. de Cs Vet. UNICEN.

INTRODUCCIÓN

Los mastocitomas, también llamados tumores de células cebadas o sarcoma de células cebadas, tienen su origen en las células cebadas o mastocitos. Los mastocitos se originan en la médula ósea a partir de células pluripotenciales (CD 34+) y se distribuyen a los tejidos por vía sanguínea donde adquieren gránulos intracitoplasmáticos y terminan su diferenciación (1). Estas células constituyen un componente normal del tejido conectivo laxo y bien vascularizado que forma parte de la dermis y de las mucosas (2); tienen participación central en el control local del tono vascular y contienen un conjunto de moléculas bioactivas intra citoplasmáticas entre las que se incluyen heparina, histamina, leucotrienos y diversas citosinas (3). Los mastocitos participan en reacciones de hipersensibilidad, procesos inflamatorios agudos y crónicos, estimulación de células T y en la defensa contra parásitos (1).

El mastocitoma es uno de los tumores más comunes de la piel del perro donde resultan más agresivos que en otras especies; representan hasta el 20 % de todos los tumores cutáneos caninos. Tienden a afectar a animales maduros, con una edad promedio de 8 años, pero puede presentarse a cualquier edad, desde los 4 meses hasta los 18 años (2). Si bien hay razas que parecen tener mayor predisposición para el desarrollo de este tumor entre las que se incluyen Boxer, Terrier de Boston, Buldog Ingles, Bull Terrier, Fox Terrier, Retriever Labrador, Dachshund, Beagle, Pug, Retriever Dorado, Weimaraner y Sharpei, no hay predilección sexual (4).

Etiología

La etiología del mastocitoma en los caninos y los eventos genéticos y moleculares que contribuyen al desarrollo del tumor son desconocidos. Si bien se han reportado casos de desarrollo de mastocitomas en sitios de inflamación crónica o irritación (5 ), h asta el momento no se ha identificado una causa definitiva para el mastocitoma. Ciertas investigaciones sugirieron un factor viral pero la información es limitada y no es convincente (6) debido a que el examen ultraestructural de los mastocitomas reveló partículas virales solo en algunas ocasiones (4)

Otros estudios identificaron sitios frágiles de expresión cromosómica como posible causa predisponente para el desarrollo de mastocitomas en Bóxer, una raza con alta tasa de presentación de este tipo tumoral. La expresión cromosómica en un sitio frágil, al parecer un fenómeno genético que predispone a los seres humanos a desarrollar ciertos tumores, esta incrementada en los Boxer con mastocitomas (4), pero no se ha identificado un síndrome de de fragilidad cromosómica familiar o racial (7). Así, se ha postulado que Bóxer y Terrier de Boston poseen oncogenes que se transmiten a la descendencia, lo que, combinado con una deficiencia genética de vigilancia inmunológica, determinaría una mayor incidencia de mastocitomas en estas razas.

Características clínicas

No hay una presentación típica para el mastocitoma canino. El aspecto macroscópico puede ser similar al de cualquier otro tumor cutáneo por lo que debería ser considerado en el diagnostico diferencial de cualquier tumor de piel (8).El tamaño de la masa tumoral varia de 1 cm a 30 cm o más de diámetro y pueden ser nodulares o en placas, solitarios o múltiples, firmes o muy blandos y varían de una masa bien circunscripta a un patrón infiltrativo dentro del subcutáneo y músculos adyacentes (9). Estas características le han dado el nombre de gran simulador.

Por lo general, los mastocitomas bien diferenciados de bajo grado se presentan como un nódulo dérmico de crecimiento lento y solitario. Los mastocitomas más agresivos pueden presentarse como grandes masas mal definidas de tejidos blandos (8). Algunos tumores se ulceran a través de la piel y, en ciertos casos, la liberación de histamina por parte de las células tumorales hace que la lesión fluctué en su tamaño y se enrojezca con el paso del tiempo (3). Se distribuyen sobre el tronco (50%), miembros (40%) y cabeza (10%), con menor asiduidad se pueden encontrar en cuello, escroto, perine y cola (4).

Los signos no cutáneos que se pueden asociar con mastocitoma comprenden ulceras gástricas y duodenales, defectos de la coagulación y trombocitopenia inmunomediada (4). En ocasiones, hay esplenomegalia o hepatomegalia en perros con diseminación sistémica. La linfoadenopatía regional causada por enfermedad metastásica también es común en perros con mastocitoma invasivo (4).

Comportamiento biológico

El comportamiento biológico del mastocitoma es extremadamente variable e impredecible. Puede oscilar desde benigno (que corresponde, generalmente, a tumores bien diferenciados) a extremadamente maligno (3). En principio, todos los mastocitomas deberían ser considerados como tumores malignos (4).

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza por aspiración con aguja fina y citología o biopsia e histopatología (9). Los mastocitomas son de diagnóstico citológico muy sencillo (3). Sin embargo, los mastocitos anaplásicos pueden no contener los gránulos citoplasmáticos característicos, motivo por lo cual el examen citológico no puede sustituir a una evaluación histológica completa (4).

Al igual que el histiocitoma, linfosarcoma, tumor venéreo transmisible y plasmocitoma, los mastocitos se clasifican como tumores de células redondas (9).Las células cebadas son redondas de tamaño pequeño a medio, con abundantes gránulos citoplasmáticos diminutos y uniformes, que se tiñen de color rojo purpurino (metacromáticos). El núcleo es redondo a oval y puede aparecer como un área rosa pálida mal teñida de la célula (10). Se tiñen de manera intensa con el nuevo azul de metileno y wright; sin embargo, la morfología celular y características tintóreas dependen del grado de diferenciación (9). Los gránulos de los mastocitos se tiñen de color púrpura con azul de toluidina, colorante que tiñe específicamente los gránulos metacromáticos.

Fig 1 (11)

Mastocitoma. Aspiración con aguja fina. Tinción May-Grunwald-Giemsa. Obsérvese que las células contienen un número variable de gránulos citoplasmáticos. Ligera anisocariosis. Histológicamente se corresponde con un mastocitoma de grado intermedio de diferenciación (x100)

La valoración citológica de la malignidad es difícil porque algunos mastocitomas que parecen benignos exhiben un comportamiento clínico agresivo (10). Los ganglios regionales, médula ósea y frotis de la capa flogística se evalúan por metástasis o mastocitosis sistémica. Siempre que se realice la extracción quirúrgica de estas masas tumorales, se recomienda remitir el material para histopatología, ya que es importante tener en cuenta los límites quirúrgicos, sin importar las características citológicas (10).

La evaluación clínica de un perro con mastocitoma confirmado mediante citología debe incluir la palpación minuciosa del área afectada y sus ganglios linfáticos drenantes; palpación, radiología o ultrasonografía abdominal para descartar hepatoesplenomegalia; hemograma completo, perfil de bioquímica sérica, urianálisis y radiología torácica si la neoplasia esta en la mitad anterior del cuerpo (para detectar linfadenopatia intratorácica). Si hay linfadenopatia, hepatomegalia o esplenomegalia, debe realizarse la aspiración con aguja delgada del ganglio u órgano agrandado para detectar células cebadas (3).

Tratamiento

El manejo clínico consiste en escisión quirúrgica amplia, criocirugía, electrocirugía, quimioterapia, radioterapia, inmunoterapia y alguna combinación de estas modalidades. Los mastocitomas caninos siempre se deben tratar como neoplasias potencialmente malignas, porque alrededor del 30% de los casos desarrollan metástasis (en especial en los ganglios linfáticos regionales, el bazo, el hígado y la medula ósea). Los tumores originados en el perineo, el prepucio, el escroto, áreas mucocutáneas y los dedos a menudo son agresivos y malignos (4).

Se elaboró un sistema de gradación histológica (tabla I) y uno de estadificación clínica (tabla II) para los mastocitomas caninos. El enfoque terapéutico recomendado para cada mastocitoma canino depende de una combinación de estos sistemas. El sistema de estadificación clínica se fundamenta en los resultados de los aspirados de ganglios linfáticos y de médula ósea, así como en el examen de la capa leucocitaria. Sin embargo, puede haber mastocitos en los aspirados de ganglios linfáticos y medula ósea de perros sanos y los frotis de la capa leucocitaria de aquellos con dermatosis alérgica y ectoparasitaria (4).

GRADO

DESCRIPCIÓN MICROSCÓPICA

GRADO I

(Bien diferenciado)

Límites citoplasmáticos bien definidos con núcleo regular, esférico u ovoide; figuras mitóticas raras; gránulos citoplasmáticos abundantes, grandes y con coloración intensa.

 

GRADO II

(Diferenciación intermedia)

Células aglomeradas muy juntas con limites citoplasmáticos indefinidos; proporción núcleo: citoplasma más baja que en el grado III; figuras mitóticas poco frecuentes; más gránulos que en el grado III,

 

GRADO III

(Anaplásico)

Células muy abundantes, límites citoplasmáticos indefinidos, núcleos con tamaño y forma irregular, figuras mitóticas frecuentes; pocos gránulos citoplasmáticos.

 

Tabla I: CLASIFICACIÓN HISTOLÓGICA DE LOS MASTOCITOMAS         * (4)

En general, los mastocitomas cutáneos solitarios bien diferenciados (grado 1) tienen bajo potencial metastático y escasas probabilidades de hacer diseminación sistémica. Los tumores de grados 2 y 3 tienen mayor potencial metastático y altas probabilidades de hacer diseminación sistémica (3).

Estadío I

Un tumor confinado a la dermis sin compromiso de ganglios linfáticos regionales

  • sin signos sistémicos
  • con signos sistémicos

 

Estadío II

Un tumor confinado a la dermis con compromiso de ganglios linfáticos regionales

  • sin signos sistémicos
  • con signos sistémicos

 

Estadío III

Múltiples tumores dérmicos; grandes tumores infiltrantes con o sin compromiso de ganglios linfáticos regionales

  • sin signos sistémicos
  • con signos sistémicos

 

Estadío IV

Todo tumor con metástasis alejadas o recurrencia con metástasis

 

 

Tabla II: SISTEMA DE ESTADIFICACIÓN CLÍNICA DE LOS MASTOCITOMAS     * (4)

 

La escisión quirúrgica temprana se indica en animales con una neoplasia solitaria. Siempre que sea posible se deben dejar márgenes quirúrgicos amplios, no menores de 3 cm, entre el tumor palpable y la incisión. Alrededor de la mitad de los mastocitomas recidivan por lo general a los 4 meses, aun después de una escisión quirúrgica amplia (4).

El tratamiento prequirúrgico con glucocorticoides por vía intralesional, sistémica o ambas puede reducir el volumen del tumor y la tumefacción e inflamación local, lo cual contribuiría a lograr una escisión adecuada. Esto también se puede lograr mediante radioterapia prequirúrgica o inyección intralesional de agua desionizada (4).

Una vez que desarrollan los mastocitomas metastáticos rara vez se alcanza la cura (3) Algunos autores recomiendan la quimioterapia para los mastocitomas diseminados. También se recomendó la administración oral de prednisolona o prednisona (0,5 mg/kg cada 24hs) o intralesional de triamcinolona (1mg/cm de diámetro del tumor). También recomiendan la quimioterapia combinada (glucocorticoides más ciclofosfamida, vincristina o vinblastina). La combinación de ciclofosfamida, vinblastina y prednisona se asoció con una tasa de respuesta del 78% con una supervivencia mediana de 150 días en perros con mastocitomas metastáticos (4).

La cimetidina (4mg/kg/ 6hs por vía oral) se recomendó en perros con signos de compromiso sistémico o evidencia de hemorragia gastrointestinal. El agua desionizada es hipo-osmótica y oncolítica. Las inyecciones se suelen aplicar en cuatro series cada1-3 semanas. Los tratamientos son dolorosos y suelen requerir sedación intensa, anestesia local o general (4).

Pronóstico

El pronóstico se fundamenta en el índice de crecimiento tumoral, su ubicación, las recurrencias locales, los signos sistémicos, la estadificación del tumor y la gradación histológica. En general, los Boxer tienen mejor pronóstico, porque presentan mastocitomas más diferenciados, en tanto que los Sharpei con mastocitomas poco diferenciados tienen peor pronóstico (4). Aquellos de grado elevado se asocian con un periodo medio de supervivencia de 18 semanas después del diagnóstico, los de grado intermedio 28 semanas y los de bajo grado con 51 semanas (4).

ALGORITMO DE APROXIMACIÓN DIAGNOSTICA

DESCRIPCIÓN DEL CASO CLÍNICO

RESEÑA DEL ANIMAL

SOFIA CANELA

ESPECIE: CANINO ESPECIE: CANINO

RAZA: BOXER RAZA: BOXER

SEXO: HEMBRA SEXO: HEMBRA

EDAD: 6 AÑOS Y 3 MESES EDAD: 4 AÑOS Y 9 MESES

TALLA: MEDIANA TALLA: MEDIANA

1)SEMIOLOGÍA CLÍNICA

a)ANAMNESIS: Se presentan a consulta dos perras, la madre (Sofía) y la hija (Canela). Los dueños observaron bultos cutáneos en las dos.

b)INSPECCIÓN GENERAL : Las dos poseen buen estado general.

c)INSPECCIÓN PARTICULAR: Sofía posee un bulto debajo de la axila derecha y un bulto delante de la rodilla izquierda. Canela posee un tumor mamario de 1cm de diámetro en la mama inguinal izquierda. Tiene un bulto en el muslo izquierdo de 3cm de diámetro y otro en el mismo muslo pero en lateral de 2 cm de diámetro (Fig. 2) y otro en la parrilla costal del lado izquierdo de 1cm de diámetro .

Fig 2: Deformación en el muslo izquierdo de 3cm de diámetro y otro en el mismo muslo pero en lateral de 2 cm. de diámetro

2) MÉTODOS COMPLEMENTARIOS

a)ASPIRACIÓN CON AGUJA FINA Y CITOLOGÍA:

Sofía

Miembro: en la muestra se observa abundante cantidad de células redondas con abundante cantidad de gránulos metacromáticos positivos al Azul de Toluidina. Diagnostico citológico: Mastocitoma de grado 1.

Axila: en la muestra remitida se observa presencia de células redondas con características de anaplasia. Diagnostico citológico: Tumor de células redondas. Alto grado de anaplasia. Posible mastocitoma grado 3.

Canela

En la muestra se observa abundante cantidad de células redondas con abundante cantidad de gránulos metacromáticos. Diagnostico citológico: Mastocitoma de grado 1.

INTERPRETACIÓN CLÍNICO-PATOLÓGICA: Las dos perras presentan mastocitomas.

b) HEMOGRAMA

Sofía

 

Valores encontrados

Valores de referencia

Canela

 

Valores encontrados

Valores de referencia

Hematocrito

35

37-55%

H ematocrito

40

37-55%

Recuento de GR

5.400.000

5.500.000-8.500.000/mm³

Recuento de GR

5.800.000

5.500.000-8.500.000/mm³

Hemoglobina

12

12-18 g/dl

Hemoglobina

14

12-18 g/dl

Recuento de GB

18.000

6.000-17.000/mm³

Recuento de GB

10.600

6.000-17.000/mm³

Neutrofilos segmentados %

75

55-77

Neutrófilos segmentados %

78

55-77

Neutrofilos en cayado %

1

0-4

Neutrofilos en cayado %

1

0-4

Linfocitos %

15

13-35

Linfocitos %

15

13-35

Monocitos %

9

3-10

Monocitos %

6

3-10

C) BIOQUÍMICA SANGUÍNEA

Sofía

Valores encontrados

Valores de referencia

Canela

 

Valores encontrados

Valores de referencia

UREA mg/dl

29

15-50

UREA mg/dl

30

15-50

FAS UI/l

506

hasta 250

FAS UI/l

68

hasta 250

GPT UI/l

202

hasta 30

GPT UI/l

4

hasta 30

INTERPRETACIÓN CLÍNICOPATÓLOGICA: Las enzimas hepáticas se hallan aumentadas en la bioquímica sanguínea de Sofía.

D) RADIOGRAFÍA ABDOMINAL: Se le realizo a Sofía. No se encuentran anormalidades.

E) ECOGRAFÍA ABDOMINAL: Se le realizo a Sofía. No se encuentran anormalidades .

INTERPRETACIÓN CLÍINICO PATOLÓGICA: En la radiografía abdominal de Sofía y la ecografía

no se observan anormalidades

F) HISTOPATOLOGÍA : Mastocitoma.

Canela tiene, además, adenocarcinoma mamario. El tumor de Sofía estaba infiltrando la grasa subcutánea y tejidos adyacentes, con compromiso de vasos sanguíneos.

INTERPRETACIÓN CLINICA PATOLÓGICA: la histopatología confirma el diagnóstico de mastocitoma y diagnostica el adenocarcinoma mamario de Canela.

INTERPRETACIÓN INTEGRADORA DE TODOS LOS MÉTODOS COMPLEMENTARIOS

Cuando las perras llegan a consulta se les realizó aspiración con aguja fina y citología, dando como diagnóstico citológico mastocitoma. Al realizar los análisis de sangre, las enzimas hepáticas de Sofía estuvieron aumentadas, lo cual podría estar indicando un compromiso sistémico con diseminación del tumor. Al realizar radiografía abdominal y ecografía abdominal para observar hepatomegalia por una posible metástasis no observaron anormalidades. Se les realizo extirpación quirúrgica de los tumores a ambas y remisión de las muestras a histopatología, confirmando el diagnóstico citológico.

TRATAMIENTO

A Sofía se le realizo cirugía con extirpación del miembro anterior porque estaba involucrado el plexo braquial. A Canela se le extirparon los tumores que tenia, incluyendo el tumor mamario.

Se recomendó realizar quimioterapia en los dos casos.

PRONOSTICO

Es reservado, Sofia tiene un tumor con alto grado de anaplasia y por lo tanto tiene mayores posibilidades de hacer metástasis y Canela si bien el tumor es diferenciado el cuadro se complica por el adenocarcinoma.

CONCLUSIONES

Si bien el mastocitoma es un tumor de fácil diagnóstico mediante citología, se recomienda hacer histopatología para la estatificación del tumor y valorar el pronóstico. La presentación clínica es muy variable, por lo que debe ser considerado como diagnóstico diferencial de cualquier tumor de piel.

El Boxer es una raza altamente predispuesta y se cree que puede estar involucrado algún factor hereditario. En el caso clínico expuesto, al tratarse de madre e hija, podría haber relación con un factor hereditario.

Referencias bibliograficas

1- Dahm R, Kenneth S. 2001. Mast cell disease in dogs and cats: An overview. College of veterinary Medicine, University of Georgia, Athens. http:// www.vet.uga.edu/vpp/clerk/dahm/Index.htm .

2- Pulley L T, Stannard A A. 1990. Tumors of the skin and soft tissues. En: Tumors in domestic animals (Moulton J.E ed.) Third edition. University of California Press. p. 38-43.

3- Couto C. 2000. Tumores de células cebadas en perros y gatos. En: Medicina interna de animales pequeños (Couto C, Nelson R ). 2da edición. Interamericana. p.1226-1230.

4- Scott D, Miller W, Griffin C (ed). 2002. Tumores neoplásicos y no neoplásicos en: Dermatología en pequeños animales. 6ta edición. Intermédica. p.1367-1376.

5- Vail DM. 1996. Mast cell tumors. In: Small Animal Clinical Veterinary Oncology (Withrow SJ, MacEwen EG) second edition. WB Saunders Company, Philadelphia, PA.. p.192-210.

6- Bowles CA, Kerber WT, Rangan SRS, Kwapien R, Woods W, Jensen.1972. En: Characterization of a transplantable, canine, immature mast cell tumor. Cancer Res 32: 1434–1441.

7- Stone DM, Jacky PB, Prieur DJ. 1991. Chromosomal fragile site expression in dogs: II. Expression in Boxer dogs with mast cell tumors. Am J Med Genet 40:223–229.

8- Morris J.- Dobson J (ed). 2002. Oncologia en pequeños animales. Intermedica. Argentina. 4:51-54.

9- Lemarie J R, Lemarie L S, Hedlund S C. 1995. Mastocitoma. Compendium Continuing Education for the practicing veterinarian. Vol. 17 Nº 9.

10- Clinkenbeard, Kenneth. 1993. Diagnóstico citológico de los mastocitomas. Rev. Selecciones Veterinarias Vol. 1 Nº 4, 213-216.

11- Martínez de Merlo E. 2000. Mastocitoma cutáneo canino: un reto para el veterinario. Depto. Patología animal 2, Hospital clínica veterinaria; facultad de Vet. De Madrid. may jun. http://www.Colvet.es/Madrid/revista/may- jun-00/casoclinico.htm